Metodologías de desarrollo de Software

Definición

Como su nombre indica las metodologías son un conjunto de métodos, de reglas, que por una parte sirven de guía para realizar los trabajos que van dando forma a los desarrollos y que por otra obligan a la dirección del proyecto y a los componentes de los equipos a realizar ciertas comprobaciones sistemáticas de modo que el resultado final, al menos desde un punto de vista formal, no presente incoherencias y esté dirigido a un objetivo claro y prefijado.

Evolución Historica de las Metodologías de Desarrollo de Software.

Desde el principio del uso de los ordenadores, al trabajar sobre el desarrollo de los primeros programas, se siguieron una serie de pautas o métodos para llevar a buen fin el proyecto. Bien es verdad que en esta situación la metodología era simple, era el típico proceso de abajo a arriba, con análisis insuficientes, ya que el problema era comprendido fácilmente en su totalidad. Además sólo preocupaba el proceso ya que los datos no solían ser importantes en sí y lo que realmente importaba era resolver algún tipo de problema físico cuya formulación matemática, y sobre todo su resolución, era complicada. Por lo tanto en el principio de la informática los métodos eran de tipo ascendente y orientado a procesos.

Al introducirse el ordenador en las empresas para la gestión de sus necesidades se partió de la mentalidad antes citada y se trató de resolver aquellos problemas cuya complejidad, en cuanto a procedimiento de resolución, era grande. A finales de la década de los sesenta en España
empezaron a aparecer ordenadores en las empresas para resolver problemas del tipo de cálculo de nómina, no de gestión de personal, debido a que era una labor que exige hacer muchos cálculos, en general repetitivos, y por tanto con alta probabilidad de error. Al resolverlos
manualmente son trabajos en los cuales lo fundamental es comprender los procesos que se deben seguir para hacer correctamente el cálculo de los haberes y en donde los datos, aún no informatizados masivamente, se consideran secundarios.

En la década de los setenta empezó a tomar cuerpo la idea de que si bien los procesos son importantes, y una incorrección en su tratamiento puede causar notables problemas e incomodidades, más importantes son los datos. Los procesos son, similares en todas las organizaciones y, en algunos casos, son hasta relativamente fácil de transportar. Sin embargo los datos son algo propio de la organización, algo totalmente diferente de los de las demás organización, y que la caracterizan.

Ante esta situación no cabe otra alternativa que el análisis por partes, para lo cual hay que partir de la idea más general posible sobre el sistema a estudiar e ir descendiendo por pasos sucesivos hasta llegar a los detalles menores. Se está ante procesos de arriba a abajo, únicos, que permiten que haya coherencia entre todos los componentes del complicado sistema.

La década de los ochenta es la época marcada por las metodologías dirigida a datos cuya importancia va tomando cuerpo en las organizaciones. A mediados de la década el estado de la técnica permite a considerar entidades más complejas y con personalidad más acusada. Se empiezan a estudiar los objetos en sí como unidades de información.

Por otra parte las metodologías de desarrollo comienzan a interesarse no sólo en lograr que el proyecto sea puesto en funcionamiento sino en minimizar costos durante su desarrollo y sobre todo durante su mantenimiento. Los nuevos métodos van buscando minimizar riesgos y, puesto
que los errores más perjudiciales se producen en los primeros pasos, se comienza ya desde la fase más general del estudio por analizar los riesgos que significa seguir con las siguientes fases del desarrollo. Si los riesgos son superiores a lo que se consideran permisibles, se vuelve al paso anterior o se abandona el desarrollo. No sólo se realizan desarrollos lineales, en cascada, sino también desarrollos y métodos en espiral que son notablemente más complejos.

Características más comunes de las metodologías

  • Uso de técnicas gráficas
  • Diccionario de datos. Cada uno de ellos tiene asignado un código que dificulta su duplicación a la par que facilita su localización dentro del complejo esquema resultante indicando en qué etapa aparece, qué tipo de objeto es y otra serie de información respecto al objeto.
  • Documentación
  • Prototipado
  • Análisis del riesgo. Obliga a que, tras cada avance en el ciclo de vida, se estime y valore el riesgo de la continuación con las condiciones del momento dando lugar a una toma de decisión sobre si continuar con el siguiente paso o bien retroceder hasta mejorar el conocimiento del sistema. De este modo se asegura, con una probabilidad de fracaso aceptada, el buen éxito del proyecto. Se generan los denominados modelos en espiral que son los que actualmente se consideran más adecuados para grandes proyectos.
  • Análisis estructurado. Persigue elaborar algoritmos que cumplan la propiedad de modularidad, para ello, dado un problema que se pretende resolver mediante la elaboración de un programa de ordenador, se busca dividir dicho programa en módulos siguiendo los principios de diseño de Descomposición por refinamientos sucesivos, creación de una Jerarquía modular y elaboración de módulos Independientes.
  • Análisis orientado a objetos. Se piensa en términos de objetos, en vez de procedimientos, cuando se planifica un código. Un objeto agrupa datos encapsulados y procedimientos para representar una entidad. Un programa orientado a objetos es descrito por la interacción de esos objetos, para resolver un problema de la organización.

Principales metodologías de desarrollo.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License