Infraestructuras de Datos Espaciales

Introducción a las Infraestructuras de Datos Espaciales. Evolución histórica.

Una Infraestructura de Datos Espaciales (IDE) es un marco formado por políticas, disposiciones institucionales, tecnologías, datos y personal que hacen posible el compartir y utilizar la Información Geográfica (IG) de modo eficaz, cómodo y sencillo.

Para compartir IG de manera óptima es imprescindible disponer de una red tan eficaz como Internet, por lo que la idea de tener varios SIG interoperando en la red está implícito en la definición.

Por otro lado, una IDE es más que un mero sistema informatizado integrado por hardware, software, datos y componentes de comunicaciones; es un concepto mucho más amplio, una estructura básica que incluye además personal y toda una organización: normas, acuerdos, políticas, estándares, planes, tecnologías,…

Una manera de explicarlo rápidamente es que una IDE es un SIG implementado sobre la Red, sobre Internet. Lo que implica un conjunto de estándares para que sea posible disponer de un SIG distribuido, una serie de políticas y disposiciones para coordinar a los actores que la
integran, y una organización, claro.

La idea de una infraestructura de datos como un mecanismo para proporcionar acceso más efectivo a la IG apareció por primera vez en Canadá a principios de los años 80. En aquel momento había una gran presión sobre las instituciones cartográficas canadienses para que
justificasen las enormes inversiones dedicadas a la generación de recursos geográficos y se produjese su explotación intensiva por la sociedad para amortizar el esfuerzo realizado. El concepto de infraestructura apareció como una idea atractiva que podría potenciar la aparición de un gran número de aplicaciones facilitando el acceso a los datos.

Sin embargo, el impulso definitivo se debió a la orden ejecutiva 1994/12906 del presidente Bill Clinton de USA para el establecimiento de la National Spatial Data Infrastructure de ese país.
Ese mismo año 1994 se fundo el Open GIS Consortium, con la intención de aplicar la filosofía de los sistemas abiertos a los SIG, pero pronto se vio que los SIG abiertos se habían convertido en algo radicalmente distinto, las IDE, y OGC cambió de su nombre por el de Open GeoSpatial
Consortium. Se trata de un consorcio de empresas privadas, organismos públicos y universidades que define por consenso y mediante votaciones electrónicas las especificaciones de interoperabilidad, dónde se definen los modelos, protocolos e interfaces que hacen posible el que los sistemas geográficos interoperen entre sí.

Si nos restringimos al sistema informático que soporta una IDE, tendremos un conjunto de recursos integrados (catálogos, servidores, programas, datos, aplicaciones, páginas web, etc.) dedicados a gestionar Información Geográfica (mapas, ortofotos, imágenes de satélite, topónimos, etc), disponibles en Internet, que cumplen una serie de condiciones de interoperabilidad (normas, especificaciones, protocolos, interfaces,…) que permiten que un usuario, utilizando un simple navegador, pueda combinarlos según sus necesidades.

Un IDE ofrece la posibilidad de acceder a un conjunto de funcionalidades, llamadas servicios, desde cualquier ordenador con acceso a Internet y con un simple navegador:

  • Buscar en un Catálogo qué datos geográficos de una zona determinada, a una escala concreta, y cumpliendo una serie de condiciones, hay disponibles, independientemente del servidor en el que estén almacenados.
  • Visualizar los datos geográficos una vez encontrados, y efectuar operaciones sencillas de visualización (zoom, desplazamientos, ocultar capas, etc.).
  • Superponer datos geográficos en pantalla, independientemente del servidor en el que se hallen, del formato en que se encuentren, de su escala y del sistema de coordenadas que tengan. La única condición es que se cumplan las condiciones de interoperabilidad oportunas.
  • Hacer búsquedas por el nombre de un fenómeno geográfico en un catálogo de topónimos o nombres geográficos o Nomenclátor, que devuelve como resultado la ubicación geográfica del fenómeno buscado.
  • Consultar qué atributos tiene un objeto que se está visualizando en pantalla.
  • Descargar datos geográficos si el servidor que los almacena así lo permite.

Éstas son digamos las posibilidades básicas de una IDE, pero hay otras más complejas, que todavía es difícil encontrar implementadas, pero técnicamente realizables y esperamos que factibles en un futuro próximo como: la búsqueda no sólo de datos sino de todo tipo de recursos
(como ya se ha dicho programas, aplicaciones, utilidades, datos de sensores, otros catálogos, libros, publicaciones, mapas en papel y un largo etcétera); el análisis de los datos que se están visualizando, por ejemplo para hallar cuál es el camino mínimo por carretera entre dos puntos o
cómo se difunde en una red hidrográfica un contaminante (análisis de redes), o para averiguar qué área cumple una serie de condiciones, como pertenecer a un Municipio de menos de 50 000 habitantes y estar cubierto de coníferas (análisis de superficies); el seguimiento continuo de los datos recogidos por un conjunto de sensores (estaciones meteorológicas, estaciones de aforo en ríos, puntos de medida del tráfico, de contaminación, de ruido) distribuidos en un territorio.

Las posibilidades que ofrece el poder superponer, combinar, consultar y analizar libremente en pantalla datos geográficos, ortofotos, datos de catastro, modelos de digitales del terreno, imágenes de satélite, tablas de atributos alfanuméricos, etcétera son enormes (información al
público, educación, mapas a la carta, gestión de redes de transporte, simulación de catástrofes, evaluación de impacto medioambiental, planificación) y muchas tareas y proyectos que hasta ahora sólo se podían llevar a cabo con un Sistema de Información Geográfica costoso y
complejo, a partir de ahora y cada vez más, se podrán realizar explotando las capacidades de una IDE, de una manera mucho más sencilla, cómoda y barata, poniendo los datos y la información resultante al alcance de los ciudadanos.

Algunos de los principios y conceptos básicos de las IDE son:

  • No centralizar ni los datos ni los metadatos, como se tendía a hacer en el SIG monolítico y clásico.
  • El concepto central alrededor del que se concibe el sistema ya no son los datos, como en el SIG, sino los servicios.
  • Un servicio es una funcionalidad que ofrece un software servidor en la red a un software cliente.
  • Las IDE se basan en la arquitectura cliente/servidor, en la que se distribuye el proceso, pero no los datos. Es importante distinguir entre la parte cliente y la parte servidora de cada servicio.
  • La interoperabilidad es clave, entendida como la capacidad para comunicar, ejecutar o transferir datos entre varias unidades funcionales de tal manera que el usuario no necesite tener ningún conocimiento o muy poco sobre las características particulares de tales unidades.
  • Los recursos se comparten en la red para formar un repositorio común del que luego todos los participantes se benefician.

Por eso decimos que en el campo de la Información Geográfica está surgiendo un nuevo paradigma, llamado IDE, una nueva forma de trabajar que ha trascendido al mapa y al SIG, una nueva forma a la que es necesario adaptarse, que nos trae un mundo nuevo de posibilidades por
explotar.

El paradigma de las Infraestructuras de Datos espaciales está muy ligado al [arquitectura-soa paradigma de la Arquitectura Orientada a Servicio], aunque lo extiende con la introducción de políticas y normas, y el concepto de la interoperabilidad geográfica. Actualmente el sector de las tecnologías de la información espacial (y en concreto el Open Geospatial Consortium) está intentando hacer converger ambas iniciativas, de forma que los estándares y protocolos de OGC (WMS, WFS, etc.) se apoyen en los estándares W3C (SOAP, WSDL, etc.)

Definición y componentes

Como decíamos, una IDE no es nada más y nada menos que un SIG implementado sobre Internet, la Red con mayúscula y por antonomasia, con todo lo que ello conlleva y significa. Dicho de otro modo, una IDE es un SIG globalizado. Las distintas funcionalidades que
integraban la caja de herramientas (toolbox) de un SIG adquieren entidad propia y se constituyen en servicios electrónicos, de interfaz estándar y descripción pública, y en consecuencia susceptibles de ser encadenados y combinados.

No se trata, por lo tanto, de que el usuario pueda realizar una mera conexión a un SIG a través de Internet para explotar en remoto el mismo sistema que puede tener disponible en una estación de trabajo. Más bien se trata de que el usuario pueda mediante un simple navegador, un
cliente ligero, buscar qué datos geográficos hay disponibles, seleccionar cuáles son de su interés, verlos, superponerlos, consultarlos y trabajar con ellos gracias a una panoplia de utilidades creciente y asombrosa.

Todo esto de manera transparente y sin preocuparse de en qué nodo reside cada componente ni de ninguna de sus características: formatos, sistemas de referencia de las coordenadas, etcétera.

Parafraseando a Nicholas Negroponte, creador del MIT Media Laboratory, “no es que la Red interconecte Sistemas entre sí, es que la Red es el Sistema”. Esta nueva forma de trabajar abre un considerable abanico de posibilidades, tanto técnicas como
organizativas:

  • Desde un punto de vista técnico, no sólo es posible utilizar los servicios de una IDE en remoto utilizando un navegador (cliente ligero), sino que desde una aplicación SIG clásica (cliente pesado) que corre en el ordenador del usuario también se pueden invocar y utilizar servicios OGC, mezclando funcionalidad y comandos públicos y privados, y fusionando visualmente en pantalla también datos públicos, de una IDE, y datos privados, almacenados en el disco local. Incluso, si los servicios públicos disponibles no ofrecen toda la funcionalidad que se necesita, es posible en ocasiones descargarse los datos (cliente muy pesado) y trabajar a nivel local. Actualmente los principales productos clásicos en el sector SIG han incluido la posibilidad de actuar como clientes de servicios OGC. De esta manera, se alcanza la integración y sinergia del mundo IDE con el mundo SIG, abriendo la posibilidad de balancear la carga entre la parte cliente y la parte servidora en función de cada situación, para obtener la solución más eficaz.
  • Desde un punto de vista organizativo, también han aparecido nuevas posibilidades de gran interés: establecimiento de workflow internos en una organización basados en servicios IDE, con el consiguiente abaratamiento de recursos; explotación mixta de recursos geográficos

públicos y privados; utilización de la publicación de mapas como canal privilegiado de comunicación basado en datos geográficos hacia el público, los usuarios o los clientes, como soporte de un mensaje determinado; creación de mashups sobre un fondo cartográfico y
basados en estándares; integración de componentes y servicios existentes, como nueva actividad profesional; aplicación de servicios OGC en sectores a los que la tecnología SIG no ha llegado por los costes que arrastra, como la enseñanza de geografía; etcétera.

Las especificaciones definidas por el mencionado Open Geospatial Consortium (www.opengeospatial.org), definen cómo deben ser los servicios y componentes accesibles en La Red mediante un simple browser, para que sean interoperables, es decir para que puedan
encadenarse entre sí. La mayoría de los servicios permiten al menos invocar dos operaciones básicas y generales:

  • GetCapabilities, que devuelve una descripción del servicio y que nos sirve para saber sí un servicio está funcionando.
  • Get «Map, Feature, Coverage.», que nos devuelve información (mapas, fenómenos, coberturas, etc.) del servicio

Los principales servicios, definidos mediante especificaciones OGC son:

  • Web Map Service (WMS), o servicio de publicación de mapas, permite visualizar datos vectoriales y ráster en La Red con un simple browser, efectuar operaciones sencillas de visualización, como apagar y encender capas, hacer zoom, vuelo panorámico, etcétera y superponer datos independientemente del servidor físico en el que se encuentren, su formato y su sistema de referencia y proyección cartográfica.
  • Catalog Service Web (CSW), o servicio de publicación de catálogos, específica cómo hacer accesibles vía red catálogos de recursos, es decir catálogos de datos y servicios, para poder realizar búsquedas distribuidas que consulten un conjunto de catálogos en un conjunto de servidores. Para ello, es necesario que el catálogo que se consulta tenga catalogados el resto de catálogos en los que se va a desencadenar una búsqueda en cascada.
  • Gazetteer (GAZ), o servicio de Nomenclátor, que permite realizar búsquedas de topónimos con varios criterios (nombre exacto, nombre incluido, empezando por, en una zona, sólo topónimos de una clase,…) y devuelve su situación geográfica. Es un caso particular de WFS (WFS-G o WFS-MNE).
  • Web Feature Service (WFS), o servicio de publicación de objetos, que ofrece la posibilidad de acceder en la Red a los objetos individuales contenidos en un conjunto de datos y recuperar todos sus atributos y características para poder efectuar análisis complejos.
  • Web Coverage Service (WCS), o servicio de publicación de coberturas, que permite publicar en Internet coberturas ráster de imágenes de satélite, ortofotos, fotografías aéreas, ficheros ráster y, en general cualquier conjunto de datos que tenga esta estructura de la información, para su visualización, análisis y consulta.
  • Filter Encoding (Filter), o filtros, que define cómo expresar en XML condiciones de filtrado para seleccionar un subconjunto de los features accedidos. Está pensado para actuar como un SELECT sobre el resultado de un WFS.
  • Web Map Context (WMC), o contexto, que permite almacenar todos los parámetros y características de una situación activa en un geoportal OGC para reproducirla más tarde.
  • Styled Layer Descriptor (SLD), o descripción de estilo de capas, dedicada a permitir la definición temporal o permanente de la simbolización con la que se desean visualizar datos vía WMS.
  • Web Coordinate Transformation Service (WCTS), o servicio de transformación de coordenadas, que oferte la posibilidad en la Red de transformar un fichero de datos geográficos de una proyección cartográfica a otra o de cambiar su sistema de referencia.
  • Geographic Markup Language (GML), es una extensión de XML (Extensible Markup Language) para datos geográficos, que contempla las primitivas geométricas (puntos, polígonos, superficies, líneas,…), las topológicas (nodo, borde, cara,…) y su estructuración. Se está imponiendo cono formato de intercambio de datos geográficos e, incluso, en algunos sistemas se utiliza como formato interno de almacenamiento.
  • Web Processing Service (WPS), o servicio de procesamiento en la web, que permiTe definir utilidades de geoprocesamiento con interfaces bien descritas de entrada y de salida (ficheros GML, XML, o imágenes JPEG, PNG,…GDAS).
  • Geolinking Data Access Service (GDAS), o servicio de acceso a datos geolinkados, especificación en elaboración, pensada para ofrecer una interfaz normalizada de acceso a tablas de datos alfanuméricos (estadísticos, temáticos), que incluyan una columna con un identificador geográfico, una etiqueta de georreferenciación, que permita establecer una relación con un fichero de datos geográficos que haga posible su visualización. Por ejemplo una tabla de datos estadísticos relativos a municipios que incluya el código INE o los nombres de los municipios.
  • GeoLinking Service (GLS), o servicio de geolinkaje, especificación todavía en preparación, concebida para poder acceder a una tabla de datos geolinkados, mediante un GDAS, seleccionar qué atributo se desea visualizar, acceder a un fichero de datos geográficos que contenga las áreas georreferenciadas la tabla en cuestión, acceder o definir interactivamente un fichero de leyenda dónde se especifique cómo se desea visualizar cada valor de un atributo, y finalmente visualizar en pantalla un mapa temático del atributo seleccionado.
  • Sensor Web Enablement (SWE), o servicio de acceso a sensores, pensado para poder acceder en tiempo real a datos tomados por sensores tales como estaciones de aforo, estaciones pluviométricas, puntos de medida del tráfico por carretera, sensores meteorológicos, webcam,…

Geoportales

Los geoportales son componentes fundamentales de las IDE, son la puerta de entrada y la cara visible del sistema distribuido, y es dónde se define la interfaz de usuario.

Definición

Un geoportal es un tipo de portal web utilizado para buscar, acceder y utilizar Información Geográfica a través de servicios en remoto, como pueden ser los mencionados servicios de visualización, edición, análisis, etcétera.

Todo ello a través de Internet y siguiendo la filosofía de los sistemas distribuidos. Por lo tanto constituyen el punto de entrada a una IDE, y esencialmente están basados en un conjunto de aplicaciones cliente que invocan y encadenan los correspondientes servicios.

Los productores de IG, como organismos de la Administración y proveedores privados, utilizan los geoportales para publicar sus datos, sus servicios y sus metadatos (datos acerca de los datos) que describen los conjuntos de datos que producen, y están accesibles a través de Catálogos de metadatos que permiten la búsqueda y selección de datos.

Los usuarios de la IG, ya sean profesionales o ciudadanos sin especialización, hacen uso de los Geoportales para buscar y acceder a los datos geográficos que necesitan. Por lo tanto los geoportales juegan un papel esencial y de importancia creciente en el compartir la IG y pueden evitar duplicaciones de esfuerzo, inconsistencias entre datos, retrasos, situaciones confusas y derroche de recursos.

Ejemplos

El portal de la National Spatial Data Infrastructure (NSDI) de USA, abierto en 1994, se considera la primera implementación del concepto de geoportal, dentro de una iniciativa coordinada por el FGDC (Federal Geospatial Data Commitee). Utilizaba un gran número de catálogos independientes, que se podían consultar mediante un cliente y una interfaz comunes.

En 2003, apareció el Geospatial One-Stop (GOS) geoportal como parte de una iniciativa gubernamental. A diferencia del sistema anterior, se basó en un catálogo de metadatos centralizado, con una arquitectura que conectaba a cada usuario con cada proveedor de datos mediante servicios estándar. El usuario de GOS puede utilizar un simple navegador (cliente ligero) o acceder a los servicios desde un software SIG (cliente pesado).

Más recientemente, ha habido una proliferación de geoportales que permiten compartir Información geográfica, basados en proyectos nacionales, iniciativas que cubren una región o una temática específica. Por ejemplo:

Características

Un buen geoportal debe cuidar todos aquellos aspectos que hacen más eficaz su utilización por todo tipo de usuarios, en particular:

  1. Universalidad, un geoportal debe ser multilingüe y tener, al menos, una versión inglés; debe ser además visible desde los sistemas operativos más usuales (Windows, Unix, Linux, Macintosh,…) y utilizando los navegadores más frecuentes (Microsoft Explorer, Netscape, Firefox,…).
  2. Usabilidad, un geoportal debe ser cómodo, fácil de utilizar, autoexplicativo y sencillo, es decir usable en el sentido que define ISO 9241: 1992, especialmente las partes 11 y posteriores.
  3. Accesibilidad, en el sentido que define ISO/TS 16071:2003, para facilitar el acceso a usuarios discapacitados, al menos a las páginas estáticas, dadas las dificultades técnicas de hacer accesibles los contenidos cartográficos.
  4. Diseño, de manera que sea atractivo, ordenado, seductor y transmita los valores que el proyecto considere más importantes.
  5. Disponibilidad, del geoportal y de las aplicaciones cliente en él integradas.
  6. Rendimiento, de las aplicaciones cliente, de manera que la respuesta sea rápida incluso en momentos de alta demanda y con gran número de usuarios concurrentes. El internauta típico abandona cualquier portal web que tarde en responder más de unos pocos segundos.

Clearinghouse

Un concepto muy cercano al de geoportal y al de IDE, es el de clearinghouse. El término inglés clearinghouse alude a una institución que recolecta información y la distribuye, como una central de reservas de hotel, de reserva de billetes de avión o una cámara de compensación de cheques bancarios, cumpliendo una función de coordinación.

En el contexto de la IG, una clearinghouse es un sistema informático accesible en Internet que permite al usuario: buscar en un catálogo qué datos geográficos hay disponibles y cumplen sus requisitos y necesidades, de un conjunto de nodos; y, una vez que el conjunto de datos está identificado y seleccionado, realizar una descargar de esos datos para su posterior utilización.

Por lo tanto, al integrar un conjunto de nodos para proporcionar servicios de búsqueda y descarga, es algo similar a una IDE dedicada a la obtención de datos geográficos, en la que no se distribuye el procesamiento de los datos, sino que se gestiona el compartirlos. Una clearinghouse suele basarse en un catálogo de metadatos centralizado, un servicio de descarga de datos distribuido que accede a varios nodos, y un geoportal que permite al usuario acceder al sistema y utilizar los servicios que ofrece.

La iniciativa INSPIRE

En el año 2002 se lanzó la iniciativa europea INSPIRE (INsfrastructure for SPatial InfoRmation in Europe), cuyo objetivo era implantar una IDE Europea centrada en los problemas medioambientales, mediante una Directiva (2007/2/CE) que ya ha sido aprobada el 14 de marzo de 2007.

La motivación radicaba en los problemas de medioambientales europeos, como grandes inundaciones, lluvia ácida, contaminación atmosférica, mareas negras, que son evidentemente transfronterizos y exigen para su resolución y gestión el disponer de una IDE Europea. La iniciativa INSPIRE nació en el año 2001, impulsada por varios organismos de la UE:

  • EUROSTAT (Statistical Office of the UE)
  • JRC (Joint Research Center)
  • EEA (European Environmental Agency)
  • IES (Institute for Environment and Sustainability)

con la formación de unos primeros grupos de expertos, dos por país, encargados de redactar los llamados Position Papers, cinco documentos publicados en 2002, que proporcionaban el bagaje técnico y organizativo para iniciar la redacción de la Directiva. Durante el año 2003 se efectuó una consulta en Internet sobre el contenido de la entonces propuesta de Directiva y una consulta pública en una sesión abierta celebrada en Milán.

El Programa de Trabajo de INSPIRE ha seguido a continuación una serie de fases:

Fase Preparatoria (2005-2006)

- Se abre la participación electrónica de los países miembros a través de las LMO (Legaly
Mandated Organizations), organizaciones responsables de la implementación una IDE en virtud
de alguna norma legal, y de las SDIC (Spatial Data Interest Communities), asociaciones de
grupos de interés.

- Ambos tipos de organización proponen expertos para iniciar la redacción de las Reglas de
Implementación previstas en la Directiva para que la IDE Europea sea usable y sus
componentes estén armonizados y sean compatibles.

Fase de Transposición (2007-2009)

- Las Reglas de Implementación se adoptan como Decisiones de la Comisión Europea.
- Se forman Tematic Working Groups para armonizar las especificaciones de los datos de cada uno de los temas definidos en INSPIRE.
- Se establece un punto de contacto con la Comisión único en cada país miembro, basado en el
organismo de coordinación de la IDE nacional.
- Se transpone la Directiva Europea mediante las necesarias leyes, decretos, normas y otras disposiciones legales en los países miembros.

Fase de Implementación (2009-2019)

- La Directiva se pone en práctica.
- La Comisión Europea monitoriza la implantación de INSPIRE mediante informes periódicos remitidos por los países miembros.
La Directiva INSPIRE afecta a las Administraciones Públicas y establece la necesidad de implantar una IDE en Europa, basada en las IDE nacionales desarrolladas en los países miembros, orientada a la aplicación de las políticas comunitarias de medio ambiente y a la gestión del territorio en general, conforme a cinco principios básicos.

Principios INSPIRE

  • Debe ser posible combinar de modo continuo la Información Geográfica procedente de diferentes fuentes a lo largo de Europa y compartirla entre todo tipo de usuarios y aplicaciones.
  • Debe de ser posible compartir a todos los niveles de administración, desde el más detallado al más general, la información capturada a un nivel determinado.
  • La información geográfica necesaria para una buena gestión a todos los niveles debe ser abundante bajo unas condiciones que no restrinjan su uso. En particular los servicios de búsqueda y visualización deben ser públicos y gratuitos, salvo algunos casos especiales.
  • Debe de ser fácil descubrir qué información geográfica está disponible, adaptarla para un uso particular y conocer bajo qué condiciones se puede adquirir y usar.
  • Los datos geográficos deben ser fácilmente inteligibles e interpretables para ser visualizados dentro de un contexto apropiado y también fácilmente seleccionables por el usuario.

Se establece una diferencia clara entre dos tipos de datos: datos de referencia, descritos en los anexos I y II, que sirven como información básica y general descriptiva de la geografía de una zona que sirven para referenciar el otro tipo de datos, datos temáticos, descritos en el anexo III, que están orientados a un sector de aplicación específico. Y se estipulan plazos concretos de implementación de los servicios más elementales, dos años para los datos de referencia y cinco años para los datos temáticos, contados a partir de la aprobación de las Reglas de
Implementación.

Filosofía y alcance

La filosofía de esta Directiva sigue una directriz genérica, la de facilitar el acceso y utilización de la IG a todo tipo de usuarios porque constituye un recurso estratégico para la protección del medio ambiente, en particular, y para la planificación de todo tipo de políticas, en general. En
esa misma dirección, con diferentes matices, contribuyen el espíritu de la Convención de Aarhus, que reconoce el derecho de los ciudadanos a acceder a la información ambiental de las AA. PP., el de la Directiva de Reutilización de la Información Gestionada por el Sector Público (Directiva PSI) y el del recientemente aprobado Proyecto de Ley para el Acceso Electrónico de los Ciudadanos a las Administraciones Públicas.

La Directiva Europea 2007/2/CE INSPIRE, por la que se establece un infraestructura de información espacial en la Comunidad Europea, fue aprobada con fecha de 14 de Marzo de 2007.

Su objetivo es el establecimiento de una IDE Europea orientada a la aplicación de las políticas comunitarias de medio ambiente y de las políticas que puedan incidir en el medio ambiente. Inspire se basará en las IDE nacionales, establecidas y gestionadas por los Estados miembros, y no prescribe la recopilación de nuevos datos. La Directiva es aplicable a los conjuntos de datos geográficos que cumplan las siguientes condiciones: Referirse a una zona sobre la que un Estado miembro tenga jurisdicción. Estar en formato digital. Tratar sobre alguno de los temas descritos en los anexos I, II y III. Estar gestionados o bien por una Administración Pública, otra entidad que actúe en su nombre,
u otra entidad que se integre voluntariamente en una IDE nacional y cumpla con las normas y estándares oportunos.

Metadatos

Los metadatos se generarán de acuerdo a las Reglas de Implementación de metadatos, que deberán ser elaboradas y aprobadas antes del 15 de Mayo de 2008. Será obligatorio crear metadatos de los temas de los anexos I y II antes de dos años, y de los temas del anexo III antes de cinco años, contados siempre a partir de la aprobación de las citadas Reglas de Implementación de metadatos.

Interoperabilidad de datos y servicios

Las Reglas de Implementación que aseguren la interoperabilidad de datos y servicios espaciales tendrán en cuenta los requisitos de los usuarios, las iniciativas IDE ya en funcionamiento, las normas y estándares existentes, y su viabilidad y rentabilidad.

Para ello, la comisión Europea realizará los análisis de costes/beneficios y los estudios necesarios para garantizar la viabilidad y rentabilidad de las Reglas de Implementación relativas a la interoperabilidad.

Una vez aprobadas las Reglas de Implementación, que deberán estar disponibles antes del 15 de mayo de 2009 para el anexo I y antes del 15 de mayo del 2012 para los anexos II y III, los conjuntos de datos ya existentes deberán adaptarse en un plazo de 7 años, y los de nueva
creación se adaptarán en un plazo de 2 años.

Servicios

Los estados miembros deberán crear en la web:

  • Servicios de búsqueda de datos y servicios espaciales, basados en metadatos
  • Servicios de visualización
  • Servicios de descarga de datos
  • Servicios de transformación de datos espaciales para que cumplan las Reglas de Implementación relativas a interoperabilidad.
  • Servicios de acceso a servicios de datos espaciales

Los servicios de búsqueda permitirán al menos los siguientes criterios de búsqueda:

  • Palabras clave
  • Tema
  • Calidad y validez
  • Grado de conformidad con las Reglas de Implementación
  • Ámbito geográfico
  • Condiciones y restricciones de acceso y uso
  • Entidad productora o distribuidora

Los servicios de búsqueda y de visualización serán libres, públicos y gratuitos y, excepcionalmente se podrán cobrar tasas por los servicios de visualización si así se garantiza el mantenimiento de los datos y la prestación del servicio, cuando se trata de grandes volúmenes
de datos de actualización muy frecuente.

Los servicios de visualización pueden configurarse de manera que se impida su reutilización con fines comerciales.

En caso de que las AA. PP. cobren por alguno de los servicios mencionados, garantizarán la disponibilidad de servicios de comercio electrónico.
Por otro lado, se podrá limitar el acceso a los datos y servicios cuando dicho acceso pueda poner peligro:
- La confidencialidad de los procedimientos de las AA. PP.
- Las relaciones internacionales, la defensa nacional o la seguridad pública.
- El desarrollo de los procedimientos judiciales.
- La confidencialidad comercial o industrial.
- El secreto estadístico, el secreto fiscal y el derecho de las personas a su privacidad.
- Los derechos de propiedad intelectual.
- La protección del medio ambiente a que se refiere la información, por ejemplo localización de
especies raras.
- El derecho a la intimidad y la privacidad, las relaciones internacionales, la seguridad pública o la defensa nacional.

Está prevista la implementación de un geoportal europeo, del que existe ya una primera versión, que sirva de punto de entrad a principal a la IDE europea, y cada estado miembro deberá también implementar un geoportal nacional que sea el punto principal de acceso a cada IDE
nacional.

Iniciativas y proyectos IDE

Además de la ya mencionada iniciativa INSPIRE, para construir una IDE Europea orientada a la información medioambiental y a las Administraciones Públicas, otros proyectos IDE de relevancia, son:

GSDI

Global Spatial Data Infrastructure es una asociación de organizaciones, agencias, firmas comerciales y personas de todo el mundo, cuya finalidad es promover la colaboración y la cooperación internacional en apoyo del desarrollo de IDEs internacionales, nacionales y locales, que permitirán a las naciones afrontar mejor los problemas sociales, económicos y
medioambientales.

Mantiene una web (www.gsdi.org) con documentos, información y enlaces a IDE de todo el mundo y organiza un congreso mundial anual.

UNSDI

La IDE de Naciones Unidas (http://www.ungiwg.org/unsdi.htm) es una iniciativa del UNGIWG (UN Geographic Information Working Group) que tiene como objetivo aprovechar los recursos y servicios existentes para coordinar y gestionar a lo largo del mundo las políticas de cooperación y ayuda de las organizaciones que componen las Naciones unidas.
En estos momentos existen dos Oficinas de Coordinación de UNSDI: Una en Holanda y otra en Checoslovaquia. Está previsto abrir la Oficina Española de Coordinación de UNSDI en el año 2008.

IDEE

Como ejemplo de realización de una Infraestructura de Datos Espaciales a nivel nacional, podemos hablar de la IDE de España (IDEE), http://www.idee.es, un proyecto colectivo en el que se integran datos, servicios y recursos de:
- Organismos nacionales, como el Instituto Geográfico Nacional, la D.G. del Catastro, el Instituto Nacional de Estadística, el Fondo Europeo de Garantía Agraria, el Instituto Geológico y Minero de España, el Ministerio de Industria, el Ministerio de la Vivienda, y en breve el Ministerio de Medio Ambiente y varias entidades más.

- Prácticamente todas las Comunidades Autónomas, actualmente 14 de un total de 17, que con su empuje han contribuido de manera decisiva al éxito del proyecto. Las cinco restantes están desarrollando recursos interoperables y prevemos su puesta en marcha a lo largo del presente año 2007.

- La Diputación Provincial de A Coruña, los Cabildos insulares de Tenerife, La Palma y
otros,…

- Un número creciente de Ayuntamientos, como Pamplona, Zaragoza, Getafe, Las Palmas de Gran Canaria y sendos proyectos colectivos que incluyen más de 60 Municipios en Cataluña, más de 17 en la Rioja, más de 23 en Almería, 200 en Valencia,… hasta un total de más de 350 a
finales de 2007.

- Una considerable variedad de entidades y organismos que publican datos temáticos, el Atlas Climatológico de la Península Ibérica desarrollado por la Universidad Autónoma de Barcelona; la IDE de Costas, integrada en la IDE de Cataluña; la IDE del Parque Nacional de Doñana; el Geoportal de IMEDEA (Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados) del Gobierno de las Islas Baleares; EUROPARC, una IDE de los espacios naturales protegidos de España; el proyecto Anthos del Real Jardín Botánico de Madrid, con un inventario de más de un millón de
especies florales y su distribución geográfica; un Atlas Temático de Distribución de Aves Zonas Cinegéticas de España; y un largo etcétera que incluye un gran número de proyectos que surgen día a día en todos los sectores de aplicación y que están llevando la tecnología IDE
prácticamente a todos los ámbitos de la actividad humana.

Estas entidades colaboran:
- Proporcionando servicios OGC, como los WMS del catastro, de las ortofotos del SIGPAC, o los de cartografía básica de las CC. AA.
- Con geoportales que sirven de punto de entrada a IDE de ámbito menor, como los de la mayoría de las CC.AA., la Diputación Provincial de A Coruña y los Cabildos de Tenerife, La Palma.

El Geoportal IDEE (www.idee.es), abierto en el verano del año 2004, con una interfaz en 7 idiomas (inglés, español, francés, portugués, gallego, vasco y catalán), ofrece nueve tipos de servicios OGC:
- Servicio Web de Mapas (WMS)
- Servicio Web de Catálogo (CSW)
- Servicio de Nomenclátor (Gaz)
- Servicio Web de Fenómenos (WFS)
- Servicio Web de Coberturas (WCS)
- Servicio Web de Contexto (WMC)
- Descriptor de Estilo de Capas (SLD)
- Servicio Web de Transformación de Coordenadas (WCTS)
- Servicios Web de Procesamiento (WPS).

Referencias bibliográficas

[1] Groot, Richard y McLaughin, John “Geospatial Data Infrastructure. Concept, Cases and
Good Practice”, 2000, Oxforf University Press.
[2] GSDI, “El recetario IDE v1.1”
http://www.gsdi.org/pubs/cookbook/recetario_es0515.pdf
[3] Directiva Inspire
http://www.idee.es/resources/leyes/INSPIRE.pdf
[4] VV. AA. “La Infraestructura de Datos Espaciales de España (IDEE): Un proyecto colectivo
y globalizado” en las Jornadas de la IDEE 2006.
http://jidee06.uji.es/down/s11_rodriguez.pdf

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License